Inicio » Después de los estudios » Ingresar a una carrera » Cómo impresionar con un CV técnico

Cómo impresionar con un CV técnico

Cómo impresionar con un CV técnico

En la página web de titulaciones universitarias oficiales del Reino Unido prospects.ac.uk se informa de las perspectivas y oportunidades de empleo para graduados/licenciados universitarios. Aquí encontrarás ofertas de empleo para recién graduados, formación de posgrado, además de asesoramiento, tanto académico como profesional. En este artículo, el editor Tasha Albanese analiza cómo enfrentarse a una solicitud para un puesto técnico.

A la hora de escribir un CV específicamente técnico, hay una pequeña diferencia entre promocionarse a uno mismo y abrumar a los posibles empleadores con poco más que un montón de jerga técnica.

La clave para redactar un CV eficaz para este sector es conseguir un equilibrio entre la descripción de tus capacidades y experiencia, y la exposición de tu otro tipo de competencias personales (ej. habilidades sociales). También te favorece el redactarlo de manera que sea comprensible para una persona que carece de formación especializada, como por ejemplo un director de recursos humanos o un asesor laboral.

Aunque estés tentado de mostrar todas y cada una de tus competencias técnicas, ten siempre en consideración los conocimientos y experiencia que tu empleador está buscando. Haz referencia a las especificaciones del puesto a lo largo de toda tu solicitud, y destaca en primer lugar y por encima de todo las competencias que son relevantes para el mismo.

Los CVs técnicos precisan de un tipo diferente de estructura con respecto a las solicitudes normales; aquí te mostramos cuatro maneras de acertar con él:

Expón tus competencias de manera eficaz

Un CV técnico debe mostrar claramente las competencias que posees, y éstas deben localizarse fácilmente. Para que tus competencias destaquen de la mejor manera posible, divide esta sección en apartados fácilmente diferenciables:

  • Escribe un párrafo introductorio que se llame algo así como ‘Perfil’. Aquí corresponde mencionar los conocimientos y experiencias técnicas que el empleador está buscando, además de cualquier otra experiencia relevante. No olvides referirte a las especificaciones del puesto en cuestión, diséñalo a medida y no te extiendas.
  • Incorpora un apartado que lleve por título ‘Competencias Fundamentales’, donde podrás ampliar los detalles de las competencias y técnicas relevantes que posees, incluida una breve información sobre tu práctica en esas áreas. Separa la lista punto por punto para facilitar su lectura.

Haz que tu experiencia profesional destaque

Aprovecha la lista donde aparece toda tu experiencia laboral y formativa para demostrar lo buenas que son tus habilidades técnicas. Johnny Rich, consultor especialista académico y profesional sugiere que hagas énfasis en tus logros y resultados, especialmente en aquellos que sean comprensibles para individuos que carecen de formación especializada.

'Por ejemplo, está muy bien que digas que fuiste responsable de la reelaboración de un paquete de comercio electrónico, pero es mucho mejor si puedes especificar que lo hiciste en el plazo programado y que como consecuencia las ventas a través de la página se incrementaron en un 50%' comenta Rich.

Es un error muy común, especialmente entre recién graduados que buscan su primer trabajo serio, poner que eres ‘experto’ o ‘competente’ en algo, cuando no es así. Aunque es importante que te centres en hacer brillar tus capacidades, no las exageres ni te pases vendiéndote, ya que eso se puede volver en tu contra, bien en el momento de la entrevista o incluso cuando te incorpores a tu nuevo puesto.

Muestra también que posees otras cualidades personales

Para que tu CV esté equilibrado es fundamental que complementes tus capacidades técnicas con tus cualidades personales.

'No te limites a mostrarte simplemente como un conjunto de habilidades técnicas. Mientras que es fundamental que cumplas con todos los requisitos del puesto, el hecho de mostrarte como un individuo equilibrado, capaz de adoptar una perspectiva de negocio más amplia y apto para funcionar como parte del equipo completo, puede ser lo que marque la diferencia que te asegure la entrevista’, dice Johnny.

Enumera tus otras cualidades personales, incluidas por ejemplo tus habilidades comunicativas y de organización, y proporciona ejemplos que las ilustren.

Incluye siempre una carta de presentación

Independientemente de si se trata de un email con tu CV adjunto, o de una carta formal, es de importancia vital que incluyas con tu CV una nota de presentación donde dirijas la atención hacia las capacidades y experiencia concretas. Explica cómo te enteraste de la existencia de la vacante, las razones por las que quieres el puesto y brevemente explica por qué consideras que eres la persona ideal para cubrirlo.

Más información en el artículo completo en prospects.ac.uk