Inicio » Consejos prácticos » Internet, telefonía y correo postal » Elegir un plan de telefonía móvil para el Reino Unido

Elegir un plan de telefonía móvil para el Reino Unido

Two students looking at their phones, with Manchester Christmas market in the background

Si vas a estudiar en el Reino Unido durante un año o más, lo más probable es que quieras hacerte rápidamente un contrato de teléfono móvil (celular). Vas a necesitar un número de teléfono británico casi para cualquier cosa que hagas: desde organizar tu vida social hasta rellenar formularios en el día a día.

Pero es importante que tengas en cuenta las opciones de que dispones: existen diversos proveedores de red móvil, distintos tipos de contratos y una amplia gama de precios, de modo que estudia el tipo de plan que mejor se amolda a tus necesidades:

Prepago (o pago por consumo) (Pay-as-you-go (PAYG))

Si ya dispones de un terminal de teléfono o no prevés hacer muchas llamadas, entonces la opción de tarjeta prepago o ‘pay-as-you-go’ es la más rápida y fácil. Pay-as-you-go implica que:

  • Únicamente adquieres una tarjeta SIM, de modo que puedes comprar el terminal de teléfono por separado o utilizar el que ya tengas (eso sí, comprueba que está liberado para que puedas utilizarlo con un proveedor del Reino Unido).
     
  • No necesitas firmar un contrato, así que puedes dejar de utilizarlo cuando desees.
     
  • Únicamente pagas por las llamadas y mensajes que envías. Recibir llamadas y mensajes de texto dentro del Reino Unido te sale gratis.
     
  • Añade el saldo que vayas necesitando y recarga la cantidad que desees en cualquier momento. La recarga se puede hacer a través del teléfono, por internet, en cajeros automáticos, en tiendas de móviles o en supermercados.
     
  • A la larga sin embargo puede salirte más caro, ya que las tarifas por minuto suelen ser más caras que si dispones de un contrato.
     
  • No te permite sobrepasar tu saldo, así que no habrá sorpresas de facturas abultadas, pero debes organizarte para evitar quedarte sin saldo cuando lo necesites.

Contrato (pago mensual)

Existen muchos tipos diferentes de contrato; esta es una guía general, pero recomendamos que investigues para que encuentres los mejores precios y promociones (busca en internet o visita una tienda para informarte de las opciones que tienes)

Con un contrato pagas mensualmente por una cantidad fija de minutos de llamadas, mensajes de texto (SMS) y uso de internet. Si utilizas mucho tu móvil puede resultarte más barato que el pago por consumo. Sin embargo, ten cuidado, ya que si excedes tu límite te cobrarán una tarifa adicional.

 Contrato ‘sólo tarjeta SIM’:

  • Elige un contrato ‘sólo tarjeta SIM’ y sigue utilizando tu terminal de teléfono (únicamente asegúrate de que está liberado para poder ser usado en el Reino Unido).
     
  • Pagas una cuota mensual fija, que generalmente incluye un número fijo de minutos de llamada y mensajes de texto (puede que te salga más barato que el ‘pago por consumo’).
     
  • Las facturas se cargan directamente a tu cuenta (la compañía se cobra automáticamente de tu cuenta cada mes), lo que te ahorra tiempo, comparado con la opción ‘pago por consumo’
     
  • Puedes hacerte con un contrato de 30 días renovable, mucho más flexible que un contrato de permanencia, esto implica que eres libre de cancelar el contrato en cualquier momento y cambiar de proveedor fácilmente si no estás satisfecho/a con el servicio.

Contratos de permanencia:

  • Esta modalidad implica que firmas un contrato por un periodo fijo, generalmente por 12, 18 o 24 meses. Puede que apliquen una multa por cancelación si quieres finalizar el contrato antes de tiempo (además, la mayor parte de las compañías piden que avises con 30 días de antelación).
     
  • Sin embargo, esta es una buena opción si quieres conseguir un teléfono nuevo, ya que cuando firmas un contrato de permanencia generalmente te dan un teléfono gratis o mucho más barato que si lo compras sin contrato.
     
  • Los clientes con contrato generalmente disfrutan de beneficios extra, tales como reducción en el precio de las llamadas cuando se encuentran fuera del Reino Unido.

Recuerda que las mejores ofertas y promociones cambian todo el tiempo y nada es permanente. Las compañías de telefonía a menudo están dispuestas a negociar los ‘extras’ contigo. Por ejemplo, si eres un estudiante europeo y viajas a menudo a tu país, puedes quedar exento de pagar el servicio de ‘roaming’ (cargos extra por usar tu teléfono fuera del Reino Unido). También podrías tener opción de usar tu teléfono británico fuera del Reino Unido por una cuota fija diaria, en vez de pagar extra por cada llamada.

La cuestión clave es hacer un montón de preguntas antes de firmar cualquier contrato, para asegurarte de que satisface tus necesidades personales.

Cómo hacer tu contrato

Puedes adquirir una tarjeta SIM de prepago en cualquier tienda de telefonía y en muchos supermercados, pero si lo que quieres es un contrato, eso es ya un poco más complicado.

Puede que te pidan que aportes:

  • Un documento que acredite tu identidad, por ejemplo tu pasaporte
     
  • Un justificante de estar matriculado/a en tu colegio, facultad o universidad, por ejemplo una notificación de que has sido admitido/a.
     
  • Tu dirección de residencia en el Reino Unido.

También vas a necesitar una cuenta en un banco británico. Si quieres un contrato, las compañías de telefonía normalmente llevan a cabo una ‘verificación de crédito’. Esto significa que comprueban tu historial de créditos y amortizaciones. Si llevas poco tiempo en el Reino Unido y no tienes historial de crédito aquí, la compañía en su lugar podría solicitar un depósito o fianza: una cantidad de dinero que te será devuelto al transcurrir un cierto periodo de tiempo (por ejemplo seis meses, siempre que durante ese periodo tus facturas telefónicas hayan sido abonadas a tiempo).